Naves espaciales III. La Nostromo

La catedral del espacio

La nave de la teniente Ripley. Una nave que comparte el nombre con una novela de Joseph Conrad, “Nostromo. Una historia del litoral”.

La U.S.C.S.S. Nostromo, es una nave de carga con remolque de 243 metros de longitud. En la imagen que abre este post, se ve a la Nostromo remolcando una refinería. No tenía motores hiperlumínicos, de ahí que tuviera cápsulas de animación suspendida. Lo que sí tenía era generadores de gravedad, lo que facilitaba mucho el movimiento de la tripulación por la nave, y también el de cierto polizón…

El módulo de tracción podía desengancharse del remolque

Al separarse del remolque, la nave era, por motivos obvios, más rápida. Tiene un diseño no muy sobrecargado, recordemos que la película es del 79, y podía realizar vuelos y aterrizajes en planetas con atmósfera. Es una nave totalmente automatizada, con una IA que dirige todas las operaciones, de nombre “Madre”. Tenía cápsulas de escape con animación suspendida.

Sin el remolque.

 

Y esto es todo por hoy. Sois libres de pedir que hable sobre alguna nave, aunque estoy preparando un post un poco más largo sobre las naves de La Trilogía, a ver qué tal sale.

Anuncios

Un comentario en “Naves espaciales III. La Nostromo

  1. Voy a terminar siendo un entendido en la materia. Lo explicas muy bien. Cuidate niño.

Los comentarios están cerrados.